8 de marzo de 2009

Sauron frenó al Atlético

Real Madrid 1 - Atlético de Madrid 1
 
A eso de las 5 de la tarde, me disponía a ver la segunda parte de El Señor de los Anillos, trilogía que no pude ver en su momento. Evidentemente, por nada del mundo me iba a perder el derby, por lo que tuve que dejar la película a medias, justo cuando comienza la batalla en el Abismo de Helm. Nada me hacía pensar, que viendo el partido me parecería estar viendo el desenlace del film de Peter Jackson.

 
Empezaba el mismo con los onces iniciales planteados por Saruman (Juande) y Gandalf (Abel). Por un lado, los humanos (adutlos y niños), elfos y enanos, fuertes y aguerridos que lucharían con honor. Por otro lado, los orcos, malolientes y zarrapastrosos, dispuestos a dar una puñalada por la espalda a la primera oportunidad. La única diferencia con la película, que la batalla se planteaban en Mordor.
 
 
Pronto se veía que los orcos no iban a dejar moverse con facilidad a Gimli, el 10 rojiblanco. El sucio Ramos, sacaba los colmillos a paseo en un par de jugadas en las que el trencilla, que aun mantenía su identidad oculta, no movía un dedo. Pero, de pronto, el rubio Légolas (Forlán) sacó unas de sus interminables flechas a pasear, y  batía al único orco con algo de honor, disparando justo al corazón de la ciudad oscura. Desde la grada, las hordas maléficas emtian sonidos indescifrables para el oído humano, mientras que de fondo, un cántico de libertad, de luchar como hermanos, de defender unos colores con un juego noble y sano, se abría paso desde las gargantas humanas. La batalla parecía tener un color, pero tras el descanso, apareció el que nadie esperaba.
 
 
Y es que Saurón no iba a dejar que su "compañero" Saruman se fuese de vacío, y permitió que uno de los orcos penetrase en la muralla humana desde un lugar ilícito e hiriese Theóden, quien antes ya había defendido a la gente de Rohan con acierto. Desde ese momento, asedio orco utilizando la fuerza bruta, su mejor y única arma, aunque ahí surgía la figura del Aragorn checo, que no sólo había participado en el flechazo de Légolas, sino que defendía a capa y espada la integridad de los buenos de la película. 
 
 
Hasta el final, Gimli lo intentó, con su pequeño pero fornido cuerpo ante la defensa orca, lo hacía todo bien... excepto el toque final, ese que decide batallas. Saurón volvió a aparecer un par de veces más, para no pitar una pena máxima sobre el propio Gimli y señalar un fuera de juego inexistente para finalizar la batalla. El máximo exponente del mal no fue capaz de desnivelar la lucha, sino que sólo sirvió a las hordas para mantenerse vivos a duras penas. Los humanos, olfos y enanos, tras luchar como campeones dejaban al enemigo tocado pero vivo, esperando deseosos que llegase la siguiente batalla para decidir de una vez la guerra.
 
 
Por cierto, Gollum apareció por la batalla, aunque no llegó a participar. Se le vió por la banda, correteando tras un humano de larga melena negra, pero Gandalf, por suerte, lo mantuvo a raya.
 
PD: Perdonádme, esto es lo que tiene ver una peli y luego pasar al fútbol. Mañana terminaré de ver la batalla, y comprobaré si la resolución es la misma que la que hoy he imaginado o si al final, los buenos terminan ganando. En cualquier caso, un apunte: hoy me siento muy orgulloso de los jugadores que han defendido nuestra camiseta.


 
 

5 Comentarios.:

fernando dijo...

La suerte y el árbitro impidieron que el Atlético ganase al Madrid. Un abrazo.

miguel diaz dijo...

El partido como tal fue superior incluso al del dia del Barça. lástima de las cinco o seis ocasiones perdidas. un abrazo. miguel

atletista sin solución dijo...

El Atleti mejora cada partido, eso es lo que nos tiene que dar esperanzas para los próximos partidos.

Controlamos el partido, neutralizamos al rival, tuvimos más ocasiones, no se puede pedir más, excepto marcar algún gol más.

Los goles son los que deciden las batallas y en eso empatamos, en lo único, pero en lo más importante.

Saludos.

Jorge dijo...

Cuando sabes que aunque juegues bien no te van a dejar ganar duele
Por eso me jodio bastante el empate
Un saludo

Borja Corchado dijo...

El Atleti hizo un partidazo y fue merecedor de la victoria. Fue una pena, pero si el equipo mantiene este nivel, podemos estar seguros de que acabaremos entre los cuatro primeros y llegaremos muy lejos en la Champions.

Saludos

La cueva de Neptuno. Todos los derechos reservados. | Basado en el template NAYA2 de Abdul Munir - 2008
ir arriba